martes, abril 20, 2021
spot_img

Alga Espirulina podría ayudar a reducir la tasa de mortalidad del COVID

Israel – Un extracto de la alga Espirulina puede ayudar a prevenir la sobrerreacción inmune que causa la enfermedad del COVID.

La enfermedad del coronavirus (COVID-19) es una enfermedad contagiosa del tracto respiratorio causado por síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2).

Los estudios epidemiológicos han indicado que la exposición al agente etiológico SARS-CoV-2 provoca que los macrófagos y monocitos liberen una cantidad excesiva de diferentes citocinas proinflamatorias, para causar una hipercitocinemia, comúnmente conocida como tormenta de citocinas.

Un equipo de científicos de Israel e Islandia han publicado una investigación en donde demuestran que un extracto de la alga espirulina (Arthrospira platensis) reduce las posibilidades de que los pacientes con COVID-19 puedan desarrollar casos serios de la enfermedad.

La investigación determinó que un extracto Spirulina fotosintéticamente manipulada es 70% efectiva en inhibir la liberación de la citoquina TNF-a, una pequeña proteína señal usada por el sistema inmune.

La investigación se realizó en un laboratorio MIGAL en el norte de Israel, con el alga que fue cultivada por la empresa israelí VAXA, que se localiza en Islandia.

VAXA recibió fondos de la Unión Europea para explorar y desarrollar tratamientos naturales para el coronavirus.

En un pequeño porcentaje de pacientes, la infección con coronavirus causa que el sistema inmunológico libere cantidades excesivas de citoquinas TNF-a, resultando en la conocida “tormenta de citoquina”.

La tormenta causa síndrome de dificultad respiratoria aguda y daño a otros órganos, la principal causa de muerte en paciente con COVID-19.

“Si tu controlas o eres capaz de mitigar la excesiva liberación de TNF-a, puedes eventualmente reducir la mortalidad” dijo Asaf Tzachor, un investigador de IDC Herzliya School of Sustainability y autor líder del estudio.

Durante el cultivo de la espirulina, las condiciones de crecimiento fueron ajustadas para controlar el perfil metabólico y las moléculas bioactivas de la alga. El resultado es lo que Tzachor refiere como una mejora de la microalga.

Tzachor manifestó que a pesar de los mecanismos especiales de crecimiento, las algas son una sustancia completamente natural y podría no tener efectos colaterales.

La Spirulina está aprobada por la US Food and Drug Administration como una sustancia en las dietas. Puede ser administrada oralmente en líquidos.

“Esto es natural, así que es poco probable que veamos efectos adversos o respuestas peligrosas en los pacientes, como cuando observamos en los pacientes cuando son tratados con medicamentos químicos o sintéticos” dijo el investigador.

La alga ha mostrado que reduce la inflamación. Tzachor dijo que si se demuestra su efectividad, la espirulina podría ser usada contra otros coronavirus y la influenza.

“Si tenemos éxito en los próximos pasos” dijo el Dr. Dorit Avni, director del laboratorio en MIGAL, “hay un rango de enfermedades que pueden ser tratadas usando esta solución innovadora, como un tratamiento preventivo o un tratamiento de apoyo”.

Los investigadores destacan que, debido a que es un tratamiento contra el efecto del virus en el organismo, su impacto no debería verse afectado por mutaciones del virus.

“En este estudio, fue emocionante descubrir tal actividad en las algas que se cultivaron bajo condiciones controladas, usando métodos de acuicultura sostenible” dijo la Dra. Sophie Jensen de MATIS.

“Aunque los ingredientes activos aún no se han identificado con absoluta certeza, el extracto abre un espacio para pruebas clínicas que ofrecen una variedad de tratamientos antiinflamatorios, para el COVID-19 y más allá”.

Tzachor dijo que el equipo de investigadores ahora espera realizar ensayos clínicos en humanos, con el objetivo de desarrollar gotas orales, pero el investigador manifestó que la investigación aún se encuentra en sus inicios.

Referencia (acceso abierto):
Tzachor, A., Rozen, O., Khatib, S. et al. Photosynthetically Controlled Spirulina, but Not Solar Spirulina, Inhibits TNF-α Secretion: Potential Implications for COVID-19-Related Cytokine Storm Therapy. Mar Biotechnol (2021). https://doi.org/10.1007/s10126-021-10020-z

Fuente: aquahoy.com

spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias