lunes, agosto 15, 2022
spot_img

Sector financiero y analistas critican la nueva metodología de tasas por no apoyar inclusión financiera

La nueva metodología para la fijación de tasas de interés que hizo pública ayer la Junta de Política y Regulación Financiera, junto con el Banco Central, genera reacciones en contra desde el sector financiero y de analistas. Entre las observaciones se indica que afectará a la inclusión financiera, genera incertidumbre y que en definitiva no genera un cambio importante hacia un tratamiento técnico de las mismas.

Este lunes 13, el gerente del BCE, Guillermo Avellán, y la presidenta de la Junta Financiera, Paulina Vela Zambrano, explicaron la nueva metodología que logra bajar levemente las tasas de interés, en ocho de los trece segmentos crediticios.

Para Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, los cambios realizados sirvieron “para que no cambie nada”. Explica que la metodología vigente fijaba a dedo la tasa, pero la nueva metodología usa una colección de criterios que no están relacionados con la formación de tasas de interés, y esto genera incertidumbre.

En la explicación que dieron las autoridades financieras ayer en un conversatorio realizado en el Banco Central, se dijo que los componentes que se han tomado en cuenta para fijar las tasas son: costo de fondeo, riesgo del crédito, costo operativo y costo de capital. Para Acosta es un error sumar esos componentes y considerar que ese es el costo de las tasas. Explica que lo técnico es establecer los precios del dinero de acuerdo con la oferta y la demanda.

En un estudio que se hizo recientemente por parte de Análisis Semanal se establecía que los temas por tomar en cuenta eran la preferencia intertemporal de consumir o ahorrar, el riesgo de la operación y la expectativa de inflación. Acosta advirtió que en los próximos meses se verá una afectación para las entidades más pequeñas, sobre todo, que tienen costos operativos más altos y que difícilmente podrán estar al ritmo de las grandes entidades.

Para Patricio Chanabá, director ejecutivo de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas (Asomif), la nueva Metodología para el Cálculo de las Tasas de Interés Activas efectuada por el BCE y aprobada por la Junta de Política y Regulación Financiera “no va a apoyar la inclusión financiera en el Ecuador”.

Al reducirse el costo del dinero en las operaciones de microcrédito, no se están reconociendo los parámetros técnicos y la realidad de este sector. “Aquí y en todos los países de la región los microcréditos son operaciones más costosas porque atienden a personas con ingresos vulnerables a situaciones externas, sin capacidad de entregar garantías, frecuentemente sin experiencia en el manejo de productos financieros formales y sin o con mal historial crediticio”, explica.

En este sentido explicó que las entidades financieras deben destinar mayores recursos para cubrir los costos operativos que son mucho más elevados (el asesor va a donde está el cliente para analizar la situación de su actividad productiva), los costos de fondeo y el riesgo de incobrabilidad. Si la tasa de interés no cubre estos costos, es difícil que puedan seguirse entregando estos créditos a los microempresarios más pequeños del país.

Para Chanabá, las personas que dejarán de acceder a estos créditos, lamentablemente solo tendrán la opción de acudir a la usura, con tasas estratosféricas y que además pone en riesgo su seguridad personal.

Entre tanto, la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), por su parte, coincidió en que la nueva metodología no es un mecanismo que ayude a solucionar el problema de exclusión financiera que aqueja al país. En Ecuador, cinco de cada diez ecuatorianos están fuera del sistema financiero formal.

Los datos de otorgamiento de crédito en Ecuador desde 2007, cuando se fijaron los techos a las tasas de interés, sin considerar razones de mercado o mediante decisiones normativas, demuestran que ese tipo de acciones solo causan exclusión financiera, dice la entidad.

En un comunicado asegura que las personas que no acceden a crédito en el sistema financiero, lastimosamente, optan por mecanismos de financiamiento informal como el chulco, en donde pueden llegar a pagar tasas de interés promedio de 1.238 % anual, de acuerdo con un estudio realizado por Equifax .

Asobanca ratificó que están dispuestos a contribuir con criterios técnicos sobre las mejores alternativas que permitan a más ecuatorianos acceder al sistema financiero y evitar así que caigan en manos de la usura.

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias